Actuaciones

Post

EL TRIUNFO DE LA TARDE

. Se presentaba Guillermo Hermoso de Mendoza en Zamora y lo hacía con un hierro poco habitual en corridas de rejones. La Ganadería de Sánchez Arjona presentó una corrida con kilos y presencia y que resultó en general dura para el toreo a caballo.

Tras un inicio en el que los toros no lo pusieron fácil a los montados, la salida de Guillermo era esperada con expectativa y sobre todo con ilusión por los asistentes, quienes se lo manifestaban con comentarios desde el tendido. Guillermo pronto dejó claro que esa expectativa tenía su razón de ser, cuando con ALQUIMISTA se enceló al toro en la cola y comenzó a dar doblones en los medios que hacían que el tenido comenzara a despertar. Los olés eran continuos ante los muletazos que con la cola y la bandera iba realizando el equino. Dos rejones de castigo, dando el pecho del caballo y una pasada sin clavar muy torera lidiando con la bandera fueron el colofón a un gran tercio. Banderillas fue el turno de DISPARATE y de una gran exhibición de reuniones. Esta tarde el caballo hizo un alarde de toreo frontal, de reuniones perfecta siempre con la cara entre los pitones y de lo más importante, rematar las suertes y salir toreando. El toro exigía y pegaba arreones al final, pero el caballo y por su puesto el jinete, siempre salieron limpios de la suerte dejando un repertorio de toreo cercano para la memoria del aficionado. Con ARSENIO cambió un tanto el discurso y se puso más lejos, de plaza a plaza para atacar a la suerte en los medios y clavar en el estribo. La segunda de las banderillas tuvo una enorme emoción por lo arriesgado que resultó el embroque, donde el toro echó las manos arriba buscando al caballo. El final con la elegancia de ESENCIAL pasando redondo en tres de las cortas y dejando un par a dos manos que dadas las características del astado no se nos torna sencillo, sino todo lo contrario. Guillermo marcó los tiempos, reunió y dejó el par en lo alto. La misma evolución con el rejón de muerte que terminó al primer intento con la resistencia de este Zurito y con las dos orejas en el esportón del debutante.

El que cerró la tarde fue un toro altón, con más de 600 kilos y más reservón que el anterior. Guillermo no se amilanó ante la presencia de su enemigo y pronto montando a JIBARO estaba metido en los terrenos del astado para torearlo en redondo y sacarle las cortitas arrancadas que el toro daba. Un buen inicio que dejaba a las claras que el binomio caballo jinete iba a tener que poner más de su parte que el toro. Este tercio se celebró amenizado por un voluntario del público que cantó un “fandango” relativo a la familia Hermoso de Mendoza y que Guillermo agradeció al retirarse a cambiar de caballo. Las banderillas comenzaron de la cuenta e ILUSION con dos banderillas atacando en los terrenos del astado y llegando hasta la misma cara. Toreaba y citaba alrededor del toro para sacarle las cortitas arrancadas que daba y seguir poniendo esta emoción que el toro no quería. INDICO continuó enroscándose entre los pitones de la res y continuaba haciendo un toreo muy del gusto del público. La raza la ponía el jinete que dejó dos rosas muy celebradas y un excelente par a dos manos con ESENCIAL. El triunfa ya lo tenía nuevamente en su mano, pero a partir de aquí el toro ya no colaboró en absoluto y ese pequeño paso que se necesita para el rejón de muerte, el de Arjona no lo dio, complicando mucho la suerte suprema y cerrando cualquier posibilidad de obtener trofeo. No obstante y a pesar que Guillermo acertó al sexto intento, la plaza en gran parte solicitó la oreja para el rejoneador, lo que nos da una medida cierta de lo que Hermoso realizó sobre el coso zamorano.