Actuaciones

Post

NUEVO TRIUNFO

Tarde desapacible en la capital charra para cerrar el abono de la Feria taurina 2.019. Amenazas de lluvia y tarde totalmente otoñal frenaron un tanto la asistencia de público en este tradicional festejo de San Mateo, fecha muy festiva en la provincia de Salamanca y que siempre conlleva que el público acuda a La Glorieta.

El primer toro de Guillermo tuvo un comportamiento similar, mostrando de salida cierta querencia a tablas incluso apuntando intenciones de saltar al callejón. Lo enceló muy bien con BARRABAS consiguiendo que el toro no saliera suelto de la cola del caballo. Con BRINDIS la faena fue a más, conectando mucho con el tendido en las reuniones donde el caballo llegaba muy encima del toro. Posteriormente, fue DONATELLI quien continuó luciendo en el tercio de banderillas, aunque ya el toro ayudaba menos y el caballo tenía que hacer lo máximo para llegar a la cara y dejar la banderilla. El cierre con PIRATA fue a más con las banderillas cortas y un par a dos manos muy celebrado y que dejó el camino franco para obtener algún trofeo. Sería la suerte final, esquiva esta tarde con todos, la que cerró la posibilidad de puntuar para Guillermo.

Quedaba el sexto, y Guillermo tenía que apretar si no quería dejarse ganar la batalla y salir en volandas de una nueva plaza de segunda categoría. Y por eso apretó echando mano de la ambición juvenil que debe de presidir sus faenas en estos inicios. Pronto esa casta surgió y con MANIZALES se fue por el toro para pararlo toreando muy de cerca, dejándoselo llegar para comprobar la embestida de este Zapatero, cuarto toro de la tarde con el mismo nombre. Fue en el tercio de banderillas donde Guillermo alcanzó el máximo lucimiento con DISPARATE y ARSENIO, dos de los caballos de la temporada que cuajaron una tarde gloriosa en La Glorieta. El primero templó hasta la saciedad, se dejó llegar al toro muy cerca para llevarlo galopando de costado, metido en los ijares y variando los movimientos dando vistosidad a todo lo que hacia. Muy buenas banderillas daño la ventaja al astado para salir redondo y rematando la suerte. ARSENIO continuó con la senda dejada por DISPARATE e incluso consiguió una rápida conexión con el tendido, ya con la primera banderilla en la que atacó desde lejos para cuartear en la cara y rematar con una ceñida pirueta. La garantía del último tercio se llama PIRATA y después de colocar dos rosas y un gran par a dos manos, el jinete acertó con un rejonazo en todo lo alto y reunido en los medios de la plaza para así conseguir el pasaporte de la Puerta Grande.