Actuaciones

Post

PUERTA GRANDE PARA CERRAR MES

Tudela fue fiel a su leyenda y el calor hacía que se derritieran los tendidos. Treinta y nueve grados marcaban los termómetros de la capital de la mejana unas horas antes del festejo y poco descendió la temperatura a la hora de la corrida.

Con esta chicharrina, Guillermo esperó al primero de la tarde, un utrero terciado que salió brioso y andarín y que hizo moverse a JIBARO de un lado a otro del ruedo. El caballo trataba de ponerlo en suerte, pero el novillo no se paraba y continuaba galopando tras el caballo. Después de unas cuantas carreritas por el ruedo, Guillermo consiguió despegarse y dejarlo posicionado para colocar un rejón de castigo, suficiente. El novillo tenía movilidad y buen son y galope, y EXTRAÑO pudo lucir con él llevándolo pegado en el galope de costado, y arrancando las primeras ovaciones del tendido en este tercio. Banderillas de poder a poder, marca do distancias entre caballo y astado para reunir al estribo y en los medios del ruedo. Faena templada la de EXTRAÑO que aprovechó muy bien la templanza del murubeño. Su sustituto fue AGORA, ahora reciclado en banderillas donde lleva el camino de su padre DALI y a la belleza de las banderillas, intercala la emoción de las piruetas. Cierre de lujo con PIRATA y con las dos cortas a una mano, reunidas al estribo y realizando la suerte con pureza y rematando con un magistral par a dos manos pleno de estética. El rejonazo final en todo lo alto hizo al novillo rodar sin puntillas y que los tendidos se llenaran de pañuelos para solicitar el doble trofeo al joven estellés.

Faena más intensa y de mayor calado la del cuarto de la tarde, mucho más alto y con más cuajo al que Guillermo lo cuajó desde el inicio montando a BARRABAS. Novillo más despistado al que poco a poco con la muleta de su caballo lo fue metiendo y toreándolo en redondo hasta alcanzar momentos de gran brillantez encelando al toro. Este novillo necesitó de dos rejones de castigo para templarse y Guillermo los colocó con certeza y contando con la colaboración en las suertes de BARRABAS. Las banderillas dieron inicio con BRINDIS, que pareció querer rendir homenaje a su padre RONCAL fallecido en estos días y se tomó a pecho un tercio en el que siempre precisamente dio eso: el pecho. En banderillas y en embroques siempre dio la ventaja al astado, dejándoselo llegar muy encima y cuarteando a la perfección con un leve toque al pitón contrario. Elasticidad y agilidad, las mejores armas de la dinastía RONCAL. Después de torearlo en largo de costado, Guillermo cambió y salió DISPARATE para encelar y tratar de templar a un astado ya algo más violento y defensivo. Lo consiguió por momentos y sí llegó a lucir con la hermosina donde el toro obedecía a los toques del caballo y así el festejo se venía arriba. Un nivel que se mantuvo con PIRATA primeros con dos rosas en lo alto marcando los tiempos de cada embroque, luego con un extraordinario par a dos manos y cerrando con desplantes cabeza con cabeza. El único borrón llegaría con el rejón de muerte, que no hizo carne hasta el tercer intento y aún así, pesó más lo hecho anteriormente y el público arrancó de la presidencia un nuevo trofeo para Guillermo.