Actuaciones

Post

NUEVA TARDE DE TRIUNFO

Continúa esta primavera invernal y lluviosa y que nuevamente fue la protagonista de un festejo de rejones celebrado ante casi tres cuartos de plaza y como decimos bajo continuos chaparrones que incomodan a los actuantes y sobre todo a los espectadores.

Hacía su primer paseíllo Guillermo Hermoso de Mendoza sin la compañía a caballo de su padre, que naturalmente estaba en la plaza, pero vestido de paisano. En labor de consejero, Pablo y Guillermo intercambiaban continuas miradas, sobre todo en el primer novillo, que resultó muy incómodo para la lidia, sobre todo por el brusco arreón que daba en el momento de la reunión. Una nueva tarde de triunfo y de confirmación de expectativas para el joven Guillermo que volvió a abrir la Puerta Grande después de dos faenas brillantes y toreras, sobre todo la segunda, donde el rejón de muerte y sobre todo la lluvia, le privaron de un triunfo más rotundo.

Guillermo apostó fuerte de salida y recibió al toro sobre JIBARO, un potro con una sola corrida en manos de Pablo y que hacía su debut en Europa. Se le sintió nervioso en los prolegómenos, pero en cuanto el novillo apareció, el caballo se transformó y comenzó a lidiar con redondos en el centro del ruedo. Templada labor ante un novillo encastado y como decimos complicado en las reuniones. Después de este hijo de DISPARATE, Guillermo salió sobre BRINDIS, con quien colocó banderillas citando de lejos y llegando templado a la reunión para tras una batida, salir toreando con el cuero. DALI encaró la parte final y dejó dos banderillas ajustando la suerte lo que el novillo permitía y saliendo de ella con piruetas. El cierre vino con las tres banderillas cortas montando a PIRATA, en lo que fueron los mejores embroques de la faena y cerrando con un rejón de muerte instantáneo al segundo intento que hizo que el público se volcara en solicitar la oreja y que la presidencia la concediera.

El sexto fue un gran novillo y Guillermo lo cuajó en toda su extensión con un toreo templado y cadencioso donde comenzó con BARRABAS, metiendo al toro en los cuartos traseros y toreándolo muy en corto con la cola, arrancando los primeros olés del tendido. Encaró con  verdad los dos rejones de castigo, dando el pecho en ambos y dejando llegar al novillo. Con empuje y galope, el novillo recibió a DISPARATE y pronto comenzaron a firmar una faena de entrega, emoción y toreo. DISPARATE mandaba y guiaba en forma de muleta equina y hacia al toro un aliado. Galopes de costado y emocionantes hermosinas, que aguantaron durante una vuelta completa al anillo. La tarde se puso en contra con el aguacero que comenzó a caer cuando con ICARO encelaba y llevaba cosido al novillos, metido en el estribo y siempre mirando al toro a la cara. El público a pesar de la que caía aguantaba y disfrutaba con las evoluciones de Guillermo. Cuando apareció PIRATA, lo que caía ya no era agua, sino el cielo a pedazos. Un diluvio bajo el que el navarro colocó banderillas cortas y un par a dos manos con la dificultad de que las banderillas se resbalaban en la mano, como sucedió con el rejón de muerte, que agarró hueso en los dos primeros intentos. A la tercera rejonazo en todo lo alto y nueva oreja premiando la gran faena realizada por el joven Hermoso de Mendoza.