Actuaciones

Post

Y SIGUE LA RACHA

No suele fallar a su cita con la Feria de San Juan de Badajoz el fuerte calor y la alta temperatura que a las siete y media de la tarde rondaba los cuarenta grados. Ese bochorno pareció apoderarse de la primera parte del festejo donde los rejoneadores navarros no tuvieron la misma suerte con sus lotes. Mientras su padre enfrentó a un toro reservón y complicado, Guillermo lo hizo a un novillo alegre y con embestida, que acudió presto a los cites de los caballos y permitió lucirse al pequeño de los Hermoso. Donde sí tuvieron suerte similar fue con el rejón de muerte donde los pinchazos, sobre todo en el caso de Guillermo dejaron la faena sin trofeo. Sí mejoró y mucho lo acontecido en la segunda parte del festejo, donde ambos centauros consiguieron obtener dos orejas de sus adversarios y salir en hombros por la puerta grande, cerrando así un fin de semana con pleno de éxitos para ambos. Pablo dos de dos y Guillermo tres, de tres.

En el caso de Guillermo la faena transcurrió por mejores derroteros y desde NAPOLEON, ya hizo las cosas muy bien, colocando el rejón de frente y toreando en circulares. Las banderillas con BRINDIS estuvieron a un gran nivel, tocando al pitón contrario para salir rematando la suerte y clavar al estribo y luego vino el espectáculo total a lomos de ICARO, majestuoso en la forma de torear al novillo y de pasarse los pitones por el cuerpo. Otro que toreó como los ángeles fue PIRATA, expresivo y valiente en las banderillas cortas a una y dos manos y ejecutando la suerte de matar a la perfección. Necesitó descabellar y a pesar de ello hubo petición de oreja para Guillermo, recibiendo al igual que su padre, una ovación en el tercio en esta primera parte de la tarde.

La otra puerta grande de la tarde la corroboró Guillermo con un gran novillo de Rosa Rodríguez al que se le concedió la vuelta al ruedo póstuma. El joven centauro lo cuajó de principio a fin y pudo lucir desde el inicio con caballos como BARRABAS, aguantando la brava y alegre embestida del novillo. Poco a poco lo fue atemperando y suavizando ese galope con la cola o con la bandera. Sabía Guillermo la responsabilidad que tenía y que su padre se le iba por delante y tiró de raza, dejando al novillo con un solo rejón y saliendo con DISPARATE para armar un auténtico lio en banderillas. Daba gusto ver a DISPARATE y al novillo empleándose al cien por cien. Mandando el caballo y obedeciendo el astado y componiendo en cada embroque imágenes de toreo puro y ceñido. Todo el repertorio pudo realizar DISPARATE y toda la galería de suertes quedaron en el piso del coso pacense. Cambió de caballo y cambió de toreo, ahora montando a SHERPA, y dejando dos buenas banderillas con alguna pirueta, destacando sobre todo los embroques. Continuó la fiesta con un enrachado PIRATA que volvió a lucir en banderillas cortas, toreando en cada reunión y poniendo un par a dos manos casi a cámara lenta antes de hacer la suerte del teléfono. Para finalizar rejonazo en lo alto y el público entregadísimo al joven estellés al que concedieron las dos orejas.